Lorena Lobo Romo | Nutrióloga, Control de Peso

Lorena Lobo Romo
Nutrióloga, Control de Peso

Consultorio: Calle Margaritas #49 SM.22 Mz.25 CP. 77500
Clínica: "Olympia" Sports & Antiage Medicine
Locación: Cancún, Quintana Roo, México
Teléfonos: (998) 884 02 86 & 884 12 29
e-mail: nutriologa@lorenalobo.com
Website: www.medicinadeportivacancun.com
Cédula Profesional: 5325320

Estudios

Universidad Iberoamericana Puebla - Licenciatura en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Tratamientos Especiales

Leer artículo en formato PDF

Alimentación en el deportista

Está ampliamente comprobado que la nutrición es uno de los factores más importantes en el rendimiento del deportista, tanto para el que realiza actividades recreativas como para el que desempeña actividades de alto rendimiento. El objetivo principal de la alimentación de los deportistas es mantener e incluso incrementar la capacidad del rendimiento y con esto disminuir la fatiga, recuperarse más rápidamente entre las sesiones de entrenamiento, mejorar su composición corporal, disminuir la incidencia de lesiones, maximizar las reservas de energía y conservar la salud en general.

Control de peso

La obesidad y el sobrepeso es un gran problema de salud ya que son factores que desencadenan un gran número de enfermedades y padecimientos tales como hipertensión, diabetes, dislipidemias, enfermedades cardiacas, entre otras. Es por esto que es de gran importancia llevar un buen control de peso llevando un plan alimentario adecuado para las necesidades de cada persona.

Alimentación en niños

Una alimentación adecuada y buenos hábitos alimentarios en la infancia ayudará a promover un buen crecimiento y desarrollo físico, mental y social, además de evitar el desarrollo de la obesidad infantil tan frecuente en México. En la actualidad se sabe que si un niño es obeso entre los 6 y 7 meses de edad, la probabilidad de que siga siendo obeso en la edad adulta es del 40%. Si un niño es obeso entre los 10 y 13 años las probabilidades son del 70%.

Alimentación en el embarazo y lactancia

Durante la gestación se producen un gran número de cambios y con esto un aumento de las necesidades nutricias que no necesariamente implica "comer por dos" sino cubrir con los requerimientos del cuerpo tanto en calorías como en nutrientes específicos como son ciertas vitaminas y minerales. Con todo esto aseguramos un buen desarrollo del embarazo, evitamos complicaciones y mantenemos así la salud de madre e hijo.

Alimentación para la prevención o control de enfermedades

En la mayoría de los casos, los malos hábitos alimentarios, el exceso o deficiencia de uno o varios nutrimentos son los detonantes o causantes de ciertos padecimientos. Una buena nutrición puede ayudar a prevenir, controlar o corregir ciertas enfermedades como son la hipertensión, diabetes, problemas de riñón, hipotiroidismo, gota, aumento de colesterol y/o triglicéridos, anemia, colitis, gastritis, problemas cardiacos, entre muchas otras.

¿Bajo en grasa significa bajo en calorías?

Leer artículo en formato PDF

Existen tantos productos nuevos que ya es imposible el ir al supermercado y no encontrarnos con alguno "bajo en grasa", "light", "bajo en calorías" entre muchos otros. Por esto resulta muy importante aprender a leer las etiquetas nutrimentales de estos productos para con esto poder estar realmente informados sobre lo que estamos comprando y consumiendo. Con esta información sabemos si un producto bajo en grasa lo es realmente o, como suele pasar, se le ha reducido la grasa pero se le han añadido azúcares para darle más sabor, por lo que el resultado es que estos productos "bajos en grasa" pueden contener las mismas, o incluso más calorías que el producto original.

Si queremos aprender a descifrar la terminología en las etiquetas debemos de tomar en cuenta que según las normas mexicanas:

Bajo en calorías: es igual a 40 calorías o menos (por cada 50g de producto)

Light: tres veces menos calorías que el producto original o 50% menos grasa.

Sin grasa: Menos de 0.5 g de grasa (por cada 30g de producto)

Bajo en grasa: 3 g o menos de grasa (por cada 50g de producto)

Otro término muy importante es el famoso "sin colesterol", lo que no significa sin grasa. El colesterol es un tipo de grasa que se encuentra solamente en los alimentos de origen animal, por lo que ningún producto de origen vegetal (como el aceite) puede contenerlo.

Lo mismo sucede con los alimentos sin grasa trans o sin grasa saturada, que aún así pueden contener grasa. Existen dos tipos de grasas: las saturadas y las insaturadas, que a su vez pueden ser de tipo cis o trans. Se ha descubierto que las grasas trans son peligrosas para la salud en grandes cantidades.

Es por todo esto que es muy importante que aprendamos a leer las etiquetas de los productos que compramos, así evitaremos que nos confundan y nos engañen con tanta información y términos que nos hacen creer cosas que no son.